Calgary First Church of the Nazarene
Making Christ-like disciples with a heart for God & a passion for people

Ministry

Hispano

La Iglesia del Nazareno es la más grande de las denominaciones que se originaron en los avivamientos mundiales de los siglos 18 y 19. Es el resultado de la unión de numerosas congregaciones que se unieron entre 1887 y 1988. Una denominación creciente con más de 12,000 congregaciones en 135 países alrededor del mundo. Tenemos 57 institutos de enseñanza con 31,000 estudiantes (3 institutos en Canada: ubicados en Manitoba, Quebec y Calgary). 

La Iglesia del Nazareno también auspicia 170 Centros Misioneros de Compasión alrededor del mundo, sirviendo a los más necesitados, ya que somos una denominación misional.


¿Que creemos?

Las creencias fundamentales en las cuales se construyó el sistema doctrinal y la práctica de la Iglesia del Nazareno son las siguientes:
• Creemos en un solo Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.
• Creemos que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, inspiradas por Dios (II de Timoteo 3:16), contienen toda la verdad necesaria para vivir una vida de fe.
• Creemos que el hombre nace con una naturaleza caída y, por lo tanto, está inclinado a hacer lo malo.
• Creemos que los que permanecen sin arrepentimiento hasta el final de los tiempos están perdidos eternamente y sin esperanza.
• Creemos que la expiación a través de Jesucristo es para toda la humanidad y todo aquel que se arrepiente y cree en el Señor Jesucristo es justificado, regenerado y salvado del dominio del pecado.
• Creemos que los creyentes serán enteramente santificados, luego de la regeneración, a través de la fe en Cristo Jesús.
• Creemos que el Espíritu Santo da testimonio del nuevo nacimiento y también de la total santificación de los creyentes.
• Creemos que el Señor regresará, los muertos resucitaran y el juicio final tendrá lugar.


Nuestro Propósito:

La Iglesia del Nazareno es una iglesia de la Gran Comisión (Mateo 28, 19-20). Como una comunidad global de fe, hemos sido encomendados para llevar las Buenas Nuevas de la vida en Cristo Jesús a la gente en todo el mundo y a esparcir el mensaje de santidad a todas de las naciones.

La Iglesia del Nazareno une a las personas que han hecho de Jesucristo el Señor de sus vidas, compartiendo un compañerismo cristiano y buscando el fortalecernos los unos a los otros (II de Corintios 1:11) en el desarrollo de nuestra fe a través de la alabanza, la predicación, aprendizaje y servicio a los demás.

Nos esforzamos por expresar la compasión de Jesucristo a todas las personas juntamente con nuestro compromiso personal de una vida Cristo-céntrica.

En la Iglesia del Nazareno nos comprometemos a obedecer al Padre, honrar al Hijo y vivir en el Espíritu, por medio de:
• Encomendándonos en un evangelismo efectivo.
• Experimentando y promoviendo una vida santa, a través de Jesucristo.
• Levantando una generación de líderes competentes, llenos del Espíritu Santo.

Visión:

Evangelismo: Extender el Reino de Dios en la ciudad de Calgary, mediante la enseñanza de la Palabra de Dios y el discipulado, formando líderes en cada creyente. 

Santidad: Dios, quien es santo, nos llama a una vida de santidad. Apartándonos de todo aquello que desagrada a Dios, con la ayuda del Espíritu Santo. Promovemos una vida de santidad la cual se obtiene uniendo nuestro corazón con el corazón de Dios. Transformándonos y renovándonos por medio del Espíritu Santo y produciendo en nosotros el carácter de Cristo. Manteniéndonos en la presencia de Dios, como Cristo está en la presencia del Padre.

Liderazgo: En la Iglesia del Nazareno se espera que todos los laicos se involucren en actividades ministeriales. Creemos que Dios ha dado dones espirituales a todos los creyentes (Efesios 4:11), los cuales les permiten involucrarse activa y fructificamente en el evangelismo y ministerio. En este sentido todos los creyentes son llamados a involucrarse en el ministerio de la iglesia. 

No todas las personas tienen los mismos dones en la misma manera o para la misma clase de actividad ministerial, pero todos tienen un papel que desempeñar en el trabajo del ministerio. Cuando todas las personas en un grupo de creyentes trabajan juntos para servir a Dios con sus dones espirituales, la iglesia se fortalece de dos maneras: primero, la iglesia crece en número a medida que los nuevos creyentes se agregan a la congregación y segundo, los creyentes son fortalecidos espiritualmente, madurando en su fe y siendo más como Cristo en su comportamiento y actitudes.

Somos un pueblo enviado, que en respuesta al llamado de Cristo y capacitado por el Espíritu Santo va por todo el mundo y testifica del señorío de Cristo y participa con Dios en la edificación de la iglesia, adora, evangeliza, discípula, y prepara para el servicio.

Para obtener más información, póngase en contacto:

Italo & Monica Losno
italo.losno@firstnaz.ca